Cómo cuidar el pelo en otoño

Diseño sin título-96

El frío y los cambios de temperatura afectan directamente al cabello, por lo que es fundamental mantenerlo humectado con mascarillas y algún suplemento que nos aporte colágeno.

Diseño sin título-97

Llega el otoño y nuestro pelo es uno de los más afectados por los cambios de temperatura, ya que el crudo frío que está reinando afecta la fibra capilar, debilitándola. Un cabello más débil, con menos crecimiento y con mayor tendencia a caerse, es lo que suele suceder en esta temporada.

Por esta razón, es muy importante conocer cómo se debe cuidar y proteger el pelo. Para esto, los mejores aliados provienen de la naturaleza, pues existen distintos ingredientes con beneficios bastantes provechosos.

“Con la llegada de otoño, el cabello baja su ciclo y tiende a debilitarse si no se refuerza. Esto se debe, en parte, a la alteración de luz natural y los bajos grados de temperatura, que van frenando su crecimiento”, sostiene María Elena Rudolphi, químico farmacéutica de Farmacias KNOP.

“Además, el frío, el viento y la costumbre de usar gorros y bufandas también fomentan la electricidad estática, lo que favorece el encrespamiento. Por otro lado, la calefacción puede aumentar la sequedad del cuero cabelludo, afectando negativamente a la melena”, comenta.

Así, la humectación es vital para sobrevivir con un cabello hermoso y sano las frías temperaturas de otoño e invierno. Y para evitar tener un pelo seco y apagado en estos meses, es imprescindible utilizar mascarillas hidratantes luego del lavado.

Para la especialista, una opción con todos los beneficios de la naturaleza es Nutrapel, y  recomienda utilizarlo mínimo dos veces por semana, porque gracias a sus ingredientes como aceites de palta, de almendras dulces, olivo, uva y vitamina E, “podrá nutrir, suavizar, regenerar puntas abiertas y dar brillo al cabello”.

Rudolphi manifiesta que el colágeno también es un apoyo importante para el pelo, ya que su salud y el evitar su caída dependen, entre otras cosas, de la cantidad que se encuentre en la raíz.

Por esto, es un complemento capilar perfecto, y mejor si viene potenciado con biotina y zinc,  que también tienen un papel importante. “Una forma sencilla de consumir en cápsulas es Beauty Blue Q10, pues entrega colágeno, biotina y zinc más antioxidantes y vitamina C”, recomienda.

Rudolphi agrega que “también es importante fortalecer el bulbo capilar con suplementos como la silícea, pues este oligoelemento esencial para la salud, se requiere para la piel, las uñas y también para el  cabello, donde cumple una función de reforzar el metabolismo en la hebra capilar, permitiendo que su flexibilidad se mantenga y evite su quiebre”.

Otra herramienta protagonista del cuidado del pelo es el shampoo y se debe elegir el que sea más adecuado para cada tipo. Para quienes lo tienen delgado, con tendencia a la caída, lo recomendable es utilizar un shampoo de ortiga, pues sus ingredientes activos, potencian la irrigación, fortaleciendo la salud de sus hebras.

Para el normal a graso, “un shampoo de propóleo y caléndula como Procalen es lo indicado, pues el propóleo limpia naturalmente el cabello dejándolo protegido, brillante, con un suave olor a miel, y la caléndula le proporciona suavidad e hidratación. Las propiedades higienizantes y humectantes del propóleo, se combinan con las humectantes y nutritivas de la caléndula, que ayudan a revitalizar el cabello”, dice Rudolphi.

Para el graso y opaco, una buena herramienta es el shampoo de carbón. “Como Beat, para una limpieza más profunda del cuero cabelludo. Es muy útil para eliminar las impurezas que se acumulan día tras día, o las que se quedan al estar en un ambiente muy contaminado. Además remueve las células muertas y la caspa, por lo que es ideal para un détox capilar. El carbón le devuelve el brillo al cabello, sin dañar ni resecar la piel”, explica Rudolphi.

Por último, es importante no exponer el pelo húmedo al frío, pues al estar mojado es más delicado. Y se debe evitar el abuso de herramientas que generen calor, como planchas y secadores.

¿qué andan diciendo?